Historia   Artículo  Sutherland  Upledger  Still  Franklyn Michael  Otros   

 

TERAPIA DE LA OSTEOPATÍA Desde siempre el hombre ha querido utilizar los recursos que la naturaleza ha puesto a su disposición para la mejoría de su estado y para su curación. La medicina manual es tan antigua como el arte o la medicina en sí.   Durante milenios la curación y en especial la concerniente a los huesos, articulaciones, músculos y nervios ha sido dominio reservado de curanderos que se transmitían sus secretos de padres a hijos o de maestro a discípulo.   Estos curanderos desbloqueaban y ponían en su sitio ciertas lesiones por contusión o por movimientos forzados, mediante masajes, estiramientos y otras técnicas. Más tarde con la aparición de los cirujanos en la vida médica las terapias corporales se fueron relegando en manos de los curanderos principalmente. Las primeras referencias históricas de la práctica de la medicina manual se remontan al antiguo Egipto. Un fresco descubierto en la tumba del faraón  Ramses II (alrededor del año 1200 a. c.) muestra la figura de un practicante tratando una lesión  del codo. O en la Tailandia ancestral de hace 4000 años existen esculturas que parecen maniobras de medicina manual. En el apogeo de la cultura griega (500 a. de c.) en el siglo de Hipócrates, se describe un tratado de las articulaciones con detalle y con prácticas manuales o con instrumentos. En la antigua Roma (200 d. de c.) ya había varios sanadores que sabían manipular las articulaciones. Hay escritos de personajes de la medicina tan notables como Galeno, Celso, Oribasios, Hipócrates, etc. que se refieren a las maniobras manipulativas. En Irán alrededor del año 1000 d. de c., Avicena practicaba las terapias manuales que describe detalladamente en su libro Canon de la Medicina, célebre obra que iba a ejercer notable influencia durante muchos siglos. Esto se expandió por toda Europa hasta la edad Media.   Este periodo es marcado por una desaparición de casi todo el material terapéutico y la prohibición de la práctica de la cirugía en la medicina, etc. Esta época de oscurantismo se remonta aproximadamente al Cuarto Concilia de Letrán, en 1215. La cirugía y otros estudios sólo eran accesibles por los eclesiásticos. La cirugía y los métodos manuales caen en desgracia por largo tiempo.   En el siglo XVIII bajo el reinado de Luis XV se habilita la cirugía de nuevo en la medicina. El doctor Edward Harrison graduado por la universidad de Edimburgo en 1784, se ganó una considerable  reputación en Londres por el uso de la medicina manual

 

Sin embargo la medicina manual o los métodos manuales siguió ignorada e incluso mal vista por la medicina convencional. Aún así las técnicas manuales calificadas en algunos casos como curanderismo, seguían curando y con mucho éxito. Esto la mantuvo con vida aunque clandestinamente durante muchos años hasta que resurgió en el siglo XIX en los Estados Unidos, gracias a los trabajos de Andrew Taylor Still y sus discípulos. Existen varios sistema de medicina horiental como la acupuntura y el ayurveda entre otros que han reconocido desde hace mucho tiempo los movimientos corporales sutiles causados por el flujo de nuestra fuerza vital o energía de vida.La manipulacion craneal se ha realizado en algunas culturas muy ancestrales como la India y en Perú.  En algunos paises los anatomistas afirmaron que las suturas craneales del adulto no se fusionan plenamente mientras la persona esté en vida

Ir a cadenas musculares 1   Ir a cadenas musculares  2   Nervios espinales   

 

  NACIMIENTO DE LA OSTEOPATÍA El fundador moderno y oficial de la osteopatía fue el norteamericano Andrew Taylor Still (1828-1917), hijo de un medico y pastor metodista. Desde muy joven su padre lo inicia en la medicina, llevándolo consigo en sus visitas por la zona rural del Medio Oeste y entre los indígenas. Conoció la vida en el campo y aprendió a amar a la naturaleza. Sin embargo el espíritu renovado de Still se fue dando cuenta de las limitaciones de la medicina de su tiempo y fue descubriendo intuitivamente nuevos remedios. Como en el caso de sus dolores de cabeza, que un día se le ocurrió apoyar la nuca en una cuerda suspendida entre dos árboles, con la sorpresa de que sus dolores remitían con facilidad. Años más tarde comprendió que muchos males provenían de una acción mecánica y que descomprimiendo los músculos y los nervios, éstos desaparecían. Taylor Still estudió medicina alopática en la universidad de medicina de Kansas City en Missouri. Más tarde se enroló como médico cirujano en el ejército durante la guerra de Secesión (1861-1865).   La medicina de su época es todavía rudimentaria, las epidemias abundan, los enfermos se mueren, y su impotencia se rebela para buscar nuevos métodos de curar y descubrir nuevas verdades.   Él dice: Ninguna verdad es más grande que otra, cada una tiene su esfera de utilidad particular. Debiéramos de tratar con respeto y consideración todas las verdades, grandes y pequeñas. El escribe libros que describen con exactitud la anatomía (que describe las partes del cuerpo), como de fisiología (que explica los mecanismos de funcionamiento de los órganos y partes del cuerpo). Se pasa largo tiempo examinando la materia e intentando descubrir los secretos de la salud y de la vida para combatir más eficazmente la enfermedad. Él escribió: Nuestra memoria debe adquirir un conocimiento tan completo de todas las partes con sus formas, su medida y posición. Que no nos quede duda sobre la intención del Constructor respecto a la utilidad o el papel de todas las partes grandes o pequeñas, y cual es la razón por la que tienen determinada función en la marcha del motor. Cuando se conoce esa parte del motor gracias a la anatomía (libro guía del ingeniero), este encara entonces él capitulo sobre la división de fuerzas por la que ese motor funciona y cumple con el trabajo para el que ha sido creado.   En este capítulo, la inteligencia deberá interesarse por obtener un conocimiento acerca del cerebro, saber de dónde parte su fuerza, cómo es conducida por cada correa, cada polea, cada pivote o parte de todo el motor.   Sin duda Still fue influenciado por los curanderos ingleses, poseedores de una gran destreza y herederos de técnicas de una gran tradición manual. Taylor Still llegó a convencerse de que la ingestión de medicamentos entraña para el paciente más inconvenientes que ventajas. Se vuelve ardiente defensor de la higiene natural. Durante una epidemia de meningitis cerebroespinal, Still pierde tres de sus hijos y a muchos pacientes. Este hecho marca su ruptura definitiva con la medicina alopática.

 

Intenta buscar una nueva medicina más eficaz para con las enfermedades incurables y los desarreglos crónicos. Siempre intentó buscar medicinas que estuvieran más acordes con la naturaleza y sus leyes. En 1874 surge la genial idea que iba a mejorar y revolucionar considerablemente la medicina. Él mismo lo cuenta con estas palabras: estaba caminando   un día por la calle con un amigo, observé a una pobre mujer de triste semblante que marchaba delante nuestra acompañada por tres niños, pobremente vestidos, uno de ellos iba perdiendo algunas gotas de sangre al andar.   Pensando que podía tratarse de una disentería hemorrágica, me adelante y tomando al niño en mis brazos, pedí a la madre que me permitiera ocuparme de él. Advertí que la columna vertebral del niño estaba dura, contraída y particularmente caliente en la parte baja, mientras su región abdominal estaba totalmente fría. En aquel mismo instante comprendí que la contractura estaba relacionada con un mal funcionamiento de los intestinos y pensé que si lograba distender la parte baja de la espalda, mejoraría también el intestino de aquel niño. Efectivamente haciéndole marchar intenté movilizar los diferentes segmentos y presione progresivamente los músculos lumbares. Al cabo de algunos minutos había permitido a la circulación volverse más normal y asegurado nuevamente la autodefensa del sistema nervioso.   A partir de aquí el redescubridor y fundador de la osteopatía moderna Taylor Still empezó a estudiar y a desarrollar su método osteopático.  

 

BREVE INTRODUCCIÓN A LA OSTEOPATÍA: Fue en 1.874 cuando aparecieron públicamente los fundamentos filosóficos y prácticos de la Osteopatía, desarrollada por Andrew Taylor Still a partir del enfrentamiento con las excesivas prescripciones por parte de los médicos, de medicamentos, sangrías y demás métodos médicos. Este sistema médico desarrollado por Still nuevo y que integra a todo el cuerpo con la mente y las emociones, lo denominó OSTEOPATÍA. En 1.917 la introduce en Europa J.M. Littlejohn fundándose en Inglaterra la primera escuela de osteopatía, después en 1.957 Paul Geny funda la Escuela Francesa de Osteopatía, que más adelante traslada a Inglaterra por motivos políticos, dando lugar a la European School of Osteopathy. El método de tratamiento CRÁNEO-SACRO fue desarrollado más adelante a principios de los años 30 por W.G. Sutherland, (cuya mayor aportación junto a la aplicación consecuente de los principios de la Osteopatía sobre el cráneo, fue el descubrimiento de un sistema de regulación para el organismo, que se manifiesta con un movimiento rítmico y lento del cráneo) quien al examinar un cráneo fresco diseccionado observó: · Que las superficies de unión de los huesos parietales con los temporales presentaban aristas como las agallas de un pez, esto era el reflejo de la movilidad articulada de un mecanismo respiratorio, y le llevó a investigar la movilidad de los huesos del cráneo, aunque los libros de Anatomía decían lo contrario. (Es decir que se sueldan y no se mueven.). Estos estudios le llevaron a la conclusión de que las superficies articulares de los huesos del cráneo daban lugar a una estructura hecha para el movimiento, y a este movimiento le llamó MOVIMIENTO RESPIRATORIO PRIMARIO. MRP Pues empieza en el estado embrionario y acaba unos minutos después del fallecimiento. Entendiéndose respiratorio en el sentido de la respiración de los tejidos que hace que cada célula drene rítmicamente gracias a los sutiles movimientos de este sistema. · Que bajo la superficie interna de los huesos del cráneo estaban las membranas intracraneales que coordinaban ese movimiento. · Que el sacro está igualmente unido al cráneo por estas membranas que bajan por el canal medular hasta el segundo segmento del sacro, donde se adhieren. (Es una unidad funcional de ahí el nombre de Sistema Cráneo-Sacro). · Que el sacro también tiene un movimiento involuntario inherente entre las dos palas ilíacas. El movimiento que tienen los huesos del cráneo, y que a través del canal medular se transmite hasta el sacro está producido por el Ritmo Cráneo-Sacral. Osteopatía: un enfoque integral de la salud En el S. XIX, el Dr. Andrew Taylor Still (1828-1917), médico del ejército de los EEUU, intentó comprender los mecanismos que regulaban el ciclo salud-enfermedad con la única ayuda de sus manos. Palpando, buscaba diferencias de temperatura entre unas zonas y otras, diferencias de coloración, movilidad, o cualquier otro indicio que le ayudara a entender el mecanismo de actuación del cuerpo humano. Un buen día observó que un niño afectado de disentería hemorrágica tenía el abdomen frío, mientras que la parte baja de la espalda estaba muy caliente. Comprendió que las contracturas de la espalda estaban relacionadas con un mal funcionamiento del intestino. Movilizó al niño, en un intento desesperado por hacer algo, y cuál no sería su sorpresa cuando al día siguiente se había curado de la disentería. Still sacó sus propias conclusiones: al liberar la zona había facilitado la afluencia de sangre, permitiendo la llegada del sistema defensivo propio del organismo. Ese sería el inicio de la osteopatía (1). Desde entonces y hasta nuestros días las técnicas se han ido perfeccionando y han cambiado bastantes conceptos y postulados de los que pronunciara Still, pero en esencia hay algo que no ha cambiado, la osteopatía trata de hacer un tratamiento global, integrando todos los sistemas del paciente y tratando de ver las posibles interacciones entre ellos.  Actualmente la osteopatía se define como "un acercamiento diagnóstico y terapéutico manual a las disfunciones de movilidad articular y tisular en general, en lo que concierne a su participación en la aparición de enfermedades". El osteópata debe realizar una valoración de la patología del paciente, tanto a nivel local como sus implicaciones con el resto de sistemas del organismo. Así pues, se estudia al paciente desde un punto de vista global, tratando de determinar las posibles causas de la patología que éste presente, a través de la anamnesis, exploración, auscultación, etc, y teniendo siempre muy presente la anatomía, fisiología y biomecánica del organismo, así como utilizando las pruebas complementarias necesarias que pudiera aportar el paciente: RMN, TAC, RX, etc... Una vez valorado el paciente, el tratamiento irá destinado a devolver la movilidad fisiológica de todos los tejidos del cuerpo, para normalizar así las informaciones nerviosas en disfunción. Cuando existe una disfunción vertebral ("bloqueo") existe una alteración de la información que concierne a ese nivel vertebral: nervios motores, sensitivos y vegetativos se verán afectados (2). Así pues, una alteración en la biomecánica de la vértebra D5 supone una alteración de la información sobre el nervio esplácnico mayor y una posible repercusión sobre la inervación vegetativa del estómago, predisponiendo así a una posible gastritis; o una alteración de la vértebra C6 puede degenerar en una alteración de la inervación simpática del codo y, debido a la vasoconstricción mantenida en el tiempo, crear una alteración del trofismo de la musculatura epicondílea, predisponiendo a las inflamaciones por microtraumatismos (epicondilitis).  Así pues, según la teoría osteopática, cuando existe una disfunción vertebral, tenemos también una alteración de la biomecánica y función de todas las estructuras en relación con ese segmento vertebral, ya sean órganos, músculos, nervios, etc.... Es por esto que el tratamiento osteopático aborda el tratamiento de los sistemas articular, visceral y craneal, conjuntamente. La osteopatía es conocida por espectaculares resultados en el tratamiento de patologías osteoarticulares como tortícolis, lumbalgias, esguinces, etc..., pero también se muestra muy efectiva en el tratamiento de patologías ginecológicas (dismenorreas, prolapsos uterinos leves o moderados, alteraciones del ciclo menstrual), digestivas (gastritis, dispepsia, hernia de hiato, estreñimiento, colon irritable), nerviosas (ciáticas, cruralgias, neuralgia cérvicobraquial, neuralgia de Arnold), cefaleas y migrañas, etc… Es pues, una importante ayuda en el tratamiento de muchas patologías dado que permite, con un menor grado de intervención medicamentosa, la estimulación del organismo para que él mismo sea el que se recupere. Hoy en día no existe ninguna normativa nacional que regule a los osteópatas, y a falta de ella nos encontramos con cursos de osteopatía que varían entre pocas semanas y 5 ó 6 años, o entre postgrados universitarios y seminarios en academias privadas.  Dado que nos encontramos en un momento de transición hasta que nuestro país regule la práctica de la osteopatía, como ya lo han hecho Francia, Bélgica, Alemania y Reino Unido, no tenemos más opción que recomendar a los pacientes que, antes de ponerse en manos de un osteópata o pseudo-osteópata, se informe de la formación y titulación que respalda a ese profesional como único modo de selección objetivo posible para abordar el tratamiento con un mínimo de garantías dado que, recordemos que las técnicas manipulativas articulares no están exentas de riesgos y existen contraindicaciones a su aplicación que el profesional debe, basándose en sus conocimientos y experiencia, saber detectar. Por último, señalar que el concepto que se tiene del osteópata como "esa persona que te hace sonar los huesos" no es del todo correcta, porque si bien en algunas técnicas se busca generar una apertura rápida y controlada de la articulación, con el consecuente chasquido articular, existen otras muchas que son más suaves y relajantes encaminadas a la movilización articular, visceral o craneal, igual o más efectivas si cabe que el "crujido" clásico, y que son de elección en el tratamiento de personas en las que supongan un riesgo las anteriores, como es el caso de ancianos, mujeres embarazadas, niños, etc…  Así pues, la osteopatía es una disciplina sanitaria que tiene mucho que aportar para mejorar la calidad de vida y bienestar del paciente, reduciendo positivamente la necesidad de intervención medicamentosa y/o quirúrgica en patologías en las que clásicamente se recurre a ello, como es el caso de ciáticas, lumbalgias, hernias discales , migrañas, etc..., y evitando así los efectos secundarios derivados.    Campo de aplicación de la Osteopatía La osteopatia trata toda restriccion o perturbación de movimiento, sea por la causa que sea, en los diferentes niveles: - oseo - articular - ligamentario - muscular - visceral - fascial - craneal - L.C.R - emocional etc....  - El sistema ortopédico y locomotor - El sistema neurológico  - El sistema cardiovascular  - El sistema digestivo  - El sistema genito-urinario  - El sistema O.R.L. y cefálico  - El sistema neuro-vegetativo  - Las secuelas de traumatismos  - El lactante y el niño  

 

PRINCIPIOS DE LA OSTEOPATÍA LOS PRINCIPIOS DE LA OSTEOPATÍA  1. UNIDAD DEL CUERPO  2. ESTRUCTURA/FUNCIÓN  3. LA AUTOCURACIÓN  4. LA LEY DE LA ARTERIA  5. LA VIDA ES MOVIMIENTO   Lesión Osteopática Todas las estructuras del cuerpo tienen movilidad propia. Deben estar libres. Los movimientos deben respetar reglas precisas: ejes, amplitud, ritmo. Si uno de estos elementos falta, el conjunto de la mecánica será perturbado hasta el nivel de la célula. El cuerpo intenta adaptarse. Si lo logra, no hay síntoma. Si no puede, aparece el síntoma de la patología. En ambos casos tenemos una lesión osteopática reconocible y tratable.   La Osteopatía Estructural Como bien indica su nombre, es la osteopatía que incide en toda la estructura: Osteotendinosa, muscular y fascial.

 

La Osteopatía es una terapéutica manual que permite abordar numerosos problemas y desequilibrios mecánicos funcionales, armonizando las estructuras del cuerpo humano. Fue desarrollada por A.T. Still en el siglo XIX y constantemente mejorada y ampliada gracias a los avances de la ciencia y de las técnicas modernas orientadas al logro de un mejor estado de salud. El dominio de esta modalidad terapéutica requiere conocer con soltura y seguridad los métodos de valoración cinética y funcional que indiquen la causa del problema, así como un gran dominio práctico de las técnicas con finalidad terapéutica.   La Osteopatía Visceral La osteopatía visceral es una disciplina puramente desarrollada en Francia gracias a grandes aportaciones de Jean-Pierre Barral. En términos osteopáticos las vísceras no están consideradas de forma diferente a una articulación. En el plano visceral, la motricidad, la movilidad y la motilidad arrastran una modificación de las relaciones de las vísceras entre sí, permitiendo una amplitud de movimiento sobre unas superficies de deslizamiento y sus propias leyes de movimiento. Cuando un órgano tiene restricciones de movimiento (alteraciones en la motricidad, movilidad o motilidad), no puede moverse con armonía y esto se traduce en que afecta a otros órganos, membranas musculares, fascias y estructuras óseas.  

 

La Osteopatía Craneal En la Osteopatía Craneosacra se persigue la sincronicidad del cráneo con el sacro para solucionar las restricciones de movilidad a nivel de los pares craneales y las meninges, según las observaciones de Sutherland. La osteopatía Craneosacra trata las reacciones biomecánicas y fisiológicas relacionadas con el diagnóstico manual y con las técnicas terapéuticas que se aplican en el cráneo humano en diferentes estadios de las enfermedades y trastornos de la salud. También trata cada uno de los huesos del cráneo describiendo la movilidad fisiológica y sus restricciones, con procedimientos y métodos para el diagnóstico y el tratamiento 

 

Terapia SacroCraneal Es una técnica manual y sutil para ayudar a detectar y corregir los desequilibrios del sistema cráneo-sacral que puedan ser la causa de disfun- ciones sensitivas,motoras o neurológicas. El sistema cráneo-sacral envuelve al cerebro y la médula espinal, estos órganos son el centro del ser, sin ellos los sentidos, las emociones y las funciones motoras serían inoperantes. Así que el sistema cráneo-sacral está relacionado con la salud y el bienestar del cuerpo entero. El ritmo del sistema cráneo-sacral se puede sentir tan claramente como los ritmos cardio-vascular y respiratorio. Pero a diferencia de los otros ritmos, el ritmo cráneo-sacral (RCS) se puede evaluar y corregir a través de la palpación. La Terapia Cráneo-Sacral se utiliza para tratar una gran variedad de problemas de salud, incluyendo dolor de cabeza, dolor de cuello y espalda, disfunciones de la A.T.M., cansancio crónico, dificultades de coordinación motora, escoliosis, fibromialgia, problemas oculares, depresión endógena, hiperactividad, problemas de concentración, disfunciones del sistema nervioso, además de otros trastornos físicos y psicológicos.   Liberación Somato-Emocional La Liberación Somato-Emocional es un proceso terapéutico que ayuda a liberar a la mente y al cuerpo de los efectos residuales de los traumas pasados asociados a reacciones negativas. El Dr. John Upledger y el biofísico Dr. Zvi Karni descubrieron que el cuerpo a menudo retiene (en vez de disipar) fuerzas físicas. Esto es el resultado de un accidente, daño o trauma emocional. Siguiendo el trauma, el cuerpo aísla el área en disfunción, creando lo que ha sido denominado como un "Quiste Energético". Mediante la Liberación Somato-Emocional y toda una serie de recursos apropiados, el terapeuta ayuda al paciente a liberar esas emociones y recuerdos que le están provocando una "enfermedad".

COLUMNA VERTEBRAL
COLUMNA VERTEBRAL
DOLOR LUMBAR
DOLOR LUMBAR
osteopath
osteopath
osteopath
osteopath
ESFENOIDES
ESFENOIDES
ESQUELETO
ESQUELETO
OSEO
OSEO
osteopath
osteopath
OCCIPUCIO
OCCIPUCIO
osteopath
osteopath
osteopath
osteopath
osteopath
osteopath
osteopath
osteopath
osteopath
osteopath
osteopath
osteopath
osteopath
osteopath
sacro
sacro
osteopath
osteopath
osteopath
osteopath
osteopath
osteopath
osteopath
osteopath
columna
columna

Novedades